Fosfatos de alta energía

La fuente energética inmediata es el trifosfato de adenosina (ATP). Aunque no es la única molécula que transporta energía dentro de la célula, es la más importante.

Su estructura es la siguiente:

Una parte de adenina, una ribosa y tres fosfatos ligados.

La formación de la molécula requiere que un fosfato inorgánico (Pi) se combine con un difosfato de adenosina. Esto requiere una considerable cantidad de energía y una parte de esta, se almacena en el enlace químico que une el ADP con el Pi (enlace de alta energía).

Cuando la enzima ATPasa lo rompe, se libera energía útil para la contracción muscular.

Las células musculares almacenan cantidades limitadas de ATP,  por eso, hay que tener rutas para producirlo rápidamente. Estas son las siguientes:

  • Descomposición de fosfocreatina (PC).
  • Descomposición de glucosa o glucógeno (glucólisis).
  • Por vía oxidativa.

Referencia:

  1. Powers, S. K., & Howley, E. T. (2007). Exercise physiology: Theory and application to fitness and performance.
« Back to Glossary Index

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.