Definición:

La respuesta producida ante la carga de entrenamiento en cada una de las fases de la temporada estará fundamentada por el síndrome de adaptación general (GAS) propuesto por Seyle en 1950 [1] (Ilustración 1). Este es el concepto sobre el que se basa la periodización y se caracteriza por tres fases diferenciadas:

  • Fase de alarma: cuando entrenamos, generamos una respuesta estresante o con una reducción del rendimiento como resultado de la fatiga acumulada, “agujetas” (DOMS) y una reducción de los depósitos energéticos.
  • Fase de resistencia: una vez provocado el estímulo, vendrá la respuesta adaptativa. Es decir, el cuerpo se acostumbrará o incluso se hará mejor. Esto nos lleva a la tercera fase.
  • Supercompensación-agotamiento: volver nivel inicial o incluso subir. Por otra parte, si ese estímulo ha sido demasiado elevado, no tendremos supercompensación y si sobreentrenamiento (Ilustración 3).

Esto, solo es teoría y está basada en un planteamiento médico y observado en animales. El entrenamiento y el organismo, responden a patrones más complejos que esto, por lo que presenta muchas limitaciones. Aun así, abrió las puertas a la organización del entrenamiento desde un planteamiento científico y provee de un modelo para explicar la relación entre el estrés y la adaptación [2].

Referencias:

  1. Selye H. Stress and the general adaptation syndrome. British medical journal. 1950;1(4667):1383.
  1. Cunanan AJ, DeWeese BH, Wagle JP, Carroll KM, Sausaman R, Hornsby WG, 3rd, et al. The General Adaptation Syndrome: A Foundation for the Concept of Periodization. Sports Medicine (Auckland, Nz). 2018 Apr;48(4):787-97. PubMed PMID: 29307100. Epub 2018/01/08. eng.

 

« Back to Glossary Index

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.