Volumen sanguíneo y entrenamiento de resistencia

El volumen sanguíneo es la suma de los glóbulos rojos y la cantidad de líquido o plasma en la que se encuentran. El entrenamiento de resistencia lo modifica y es uno de los factores por los que te vuelves más resistente.

Aunque la expansión de los eritrocitos por acción principal de la eritropoyetina es más lenta, el plasma se eleva rápidamente. Esta adaptación permite que la sangre fluya mejor y el corazón se llene más y trabaje menos. Que luego haya una elevación de los glóbulos rojos responde a la necesidad de evitar una sangre demasiado diluida y, por ende, una anemia real.

Contrariamente y si hablamos del momento posterior al ejercicio, todo el mundo experimentará una disminución del volumen plasmático, es decir, que se le espesará la sangre. La alta presión de los músculos trabajando expulsa la parte acuosa y se queda con el oxígeno. Esto no hace más que reforzar dos ideas muy simples:

1.  Si acabas de empezar a entrenar y te haces un análisis puede aparecer una falsa anemia.


2.  La hidratación post-ejercicio es fundamental.

Más sobre fisiología del ejercicio:

http://www.tkientrenamiento.com/alto-rendimiento/fisiologia-del-medio-fondo/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.