Los Motores de la Escápula

Este artículo complementa a otros en los que ya hablamos sobre la escápula y donde el enfoque es más práctico, por lo que consideramos que este es la base anatómica que nos permite conocer la fundamentación de dichos artículos.

Figura 1. Motores de la escápula

Seguro que alguna vez has jugado al Sogatira, donde el objetivo es tirar del pañuelo situado en el medio de la cuerda hacia tu lado. Si sustituyes el pañuelo por una escápula y añadimos varios equipos al juego de tal manera que cada uno traccione en una dirección, crearemos un sistema más complejo que representa las fuerzas a la que está sometida la escápula y cuyo objetivo en este caso no es llevar el pañuelo hacia su lado, sino mantenerlo centrado y desplazarlo por la parrilla costal de forma sinérgica permitiendo el correcto funcionamiento de la cintura escapular junto con el resto de articulaciones que la conforman.

Esta analogía se ve reforzada, si atendemos a las palabras de Raloche et al, quienes indican que la escapula, tiene pocas fijaciones óseas y por lo tanto, depende en mucho de la activación muscular de cara a la movilidad y la estabilidad (1).
 
Figura 1. Juego Sogatira. Fuente: Google
 
En relación a las vértebras, en posición normal se extiende desde la 2ª a la 7ª costilla, localizándose e borde medial de la escápula a 5 o 6 cm de la línea las apófisis espinosas, mientras que el ángulo inferior dista 7 cm (2).
Figura 3. Posición de la escápula en relación a la parrilla costal. Imagen extraída de KAPANDJI IA. Fisiología Articular Tomo 1. 6ª ed. Madrid: Panamericana; 2007.
 
 
 
Por otro lado, si atendemos a los planos tradicionales, es decir frontal, sagital y transversal, veremos que la escápula no responde al plano frontal estricto, sino que se posiciona entorno a 30° de oblicuidad respecto a este, por lo que este aspecto deberá ser tenido en cuenta a la hora de realizar ciertos ejercicios si nuestro deseo permitir el correcto movimiento de esta sobre la parrilla costal.
 
A su vez, está integrada dentro de la cintura escapular, de tal manera que la alteración en la alineación de alguno de los elementos que la componen o que interacciona con ella, puede afectar a su correcto funcionamiento. Igualmente, teniendo presente que el acoplamiento mecánico de las articulaciones claviculares se sitúa en las articulaciones esternoclavicular y acromioclavicular, la escápula se ve arrastrada con todos los movimientos de la clavícula (3).
 
El siguiente paso antes de profundizar en la musculatura que moviliza la escápula, es conocer los movimientos que puede realizar esta pseudo articulación. El movimiento normal de la escápula, incluye componentes de tres movimientos, los cuales son (1):
 
  1. Rotación superior e inferior: se produce en un eje horizontal, perpendicular al plano de la escápula.
  2. Rotación interna y externa: en torno al eje vertical, a través del plano de la escápula.
  3. lnclinación anterior y posterior alrededor de un eje horizontal en el plano de la escápula.
 
Figura 4. Movimientos de la escápula (A) Rotación superior e inferior, (B) Rotación interna y externa, (C) Inclinación anterior y posterior. Fuente: Google
 
 

La clavícula actúa como un puntal para el complejo del hombro, conectando la escápula con el esqueleto axial. Este vínculo permite dos translaciones:

  •  La traslación superior e inferior por la pared torácica
  • La retracción y protracción alrededor el tórax.
 
Estos movimientos, se producen gracias a la sumatoria de los siguientes, de tal forma que la unión de la rotación
escapular externa, la inclinación posterior, la rotación hacia arriba, y la traslación medial se llama retracción. Por otro la suma de la rotación interna, inclinación anterior, rotación inferior y la traslación lateral se llama protracción.
 
Por último, la unión de la traslación superior junto con inclinación anterior y la rotación interna es conocido como un encogimiento de hombros (1,4).
 
Una vez que conocemos la movilidad de la escápula, vamos a por la musculatura encargada de realizar los distintos movimientos, lo que llamamos lo motores de la escápula.
 
Para ello vamos a recurrir a la clasificación topográfica-funcional ilustrada en Prometheus (3):
 
Tabla 1: Clasificación
Topográfica-Funcional de la musculatura escapular.
Músculos de la cintura escapular
provenientes de la cabeza
Músculo Trapecio*
Músculo Esternocleidomastoideo
Músculo Omohioideo
Músculos dorsales de la cintura
escapular y del tronco
Músculo Romboides mayor
Músculo Romboides menor
Músculo Elevador de la escápula
Músculos ventrales de la cintura
escapular y del tronco
Músculo Subclavio
Músculo Pectoral menor
Músculo Serrato anterior
*El Trapecio estaría formado por tres porciones, descendente,
transversa y ascendente, cuyas funciones son totalmente diferente y que
veremos a continuación.
 
Para simplificar un poco la musculatura, vamos a señalar aquella musculatura que es considera como los principales motores del movimiento, los cuales podemos verlos de forma gráfica en la figura 4.
 
Figura 5. Musculatura motora principal de la escápula y su posición anatómica. Fuente: www.pinterest.com
 
Ahora bien, veamos quien se encarga de realizar cada uno de los movimientos que hemos citado anteriormente.
Para ello vamos a recurrir a gran diapositiva de Alberto Ortegón, la cual se puede visualizar en la figura 5.
 
Figura 5. Movimientos de la escápula y músculos principales.
 

Para finalizar, os dejamos dos reflexiones:

  • Gran parte de la musculatura que confluye en la escápula, tiene un origen y/o inserción que se puede ver sometido a un proceso de desalineación con cierta facilidad si nuestros hábitos posturales no son los correctos, lo que refuerza la necesidad de trabajar en una correcta alineación entre el raquis torácico, el cervical y la cintura escapular si deseamos obtener una correcta estabilidad escapular.
  • No deberíamos confundir una espalda musculada con una espalda equilibrada a nivel muscular.

Referencias bibliográficas:

  1.       Roche SJ, Funk L, Sciascia A, Kibler WB. Scapular dyskinesis: the surgeon’s perspective. Shoulder & Elbow. 2015;7(4):289-97.
  2.          KAPANDJI IA. Fisiología Articular Tomo 1. 6ª ed. Madrid: Panamericana; 2007.
  3.      Schünke M, Schulte E, Schumacher U. Prometheus Texto y Atlas de Anatomía. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2008.
  4.          Kibler WB, Sciascia A, Wilkes T. Scapular dyskinesis and its relation to shoulder injury. The Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons. 2012 Jun;20(6):364-72. PubMed PMID: 22661566. Epub 2012/06/05. eng.
 
 
 
 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.