Ejercicio Unilateral

Un ejercicio bilateral es aquel en que ambos miembros son usados a la vez para la contracción, la creación de fuerzas y el consiguiente movimiento.  Por ejemplo, una sentadilla o un pres de banca con barra.

Por contra, un ejercicio unilateral es aquel en el que cada miembro se mueve independientemente del otro.

Aunque la sustitución de muchos ejercicios bilaterales en favor de otros unilaterales parece coherente, no siempre es así. Podemos hablar tanto a favor como en contra, respecto a los efectos de ambos en el rendimiento.

La especifidad no es similitud visual, es un efecto positivo y notable en el rendimiento. Ese es el criterio para determinar el peso de un tipo u otro de ejercicio y no ciertas hipótesis biomecánicas y/o fisiológicas de las cuales sabemos muy poco. Por ejemplo, el déficit bilateral.

Los ejercicios unilaterales tienen ciertas características que los pueden hacer útiles o no, según se vea. Por ejemplo, la contracción simultánea de varios músculos consecuencia de una mayor inestabilidad puede que no sea lo mejor para favorecer la producción de fuerza útil en el gesto. No obstante, no está de más, buscar articulaciones más estables y tomar conciencia corporal retando al cuerpo. Si el deseo es retar la estabilidad, el ejercicio unilateral es ideal.

En definitiva, tanto los ejercicios unilaterales como los bilaterales, son adecuados en la mejora del rendimiento.  Así que la inclusión de ambos es necesaria.

Facebook
Twitter
LinkedIn
« Back to Glossary Index