Economía de carrera

La economía se define como las demandas aeróbicas de la carrera o la relación entre el consumo de oxígeno (VO2) y la velocidad de carrera. En corredores entrenados y con una capacidad aeróbica similar, los que tengan una mejor economía estarán también en posesión de un mejor rendimiento. ¿Por qué? Estos consumirán menos oxígeno por kilómetro. En definitiva, gastarán menos en intensidades submáximas. Así, una buena economía, puede compensar unas peores cualidades, por ejemplo, un consumo máximo de oxígeno más reducido [1].

¿Cómo se suele evaluar?

Lo más común, es hacerlo en un tapiz rodante y en un laboratorio a través de un protocolo incremental y la correspondiente evaluación del gasto energético de espirometría de circuito abierto. Es decir, que se evalúa la composición del aire que entra y sale de los pulmones para calcular el VO2. Todo esto, se puede acompañar de medidas de lactato también.

Es importante señalar, que esta economía es dependiente de muchos factores y que siempre hay que verla con perspectiva y dentro del contexto. Las mediciones de la economía corriente pueden ser valiosas para evaluar funciones fisiológicas y los efectos del entrenamiento, pero en última instancia, deben ser aplicables al rendimiento de carrera. Es decir, esta varía según el ritmo de carrera y se ve afectada por infinidad de factores, por ejemplo, la edad.

Artículo de la referencia en pdf:

Economía de carrera

Referencia:

 

  1. Smoliga JM. What is running economy? A clinician’s guide to key concepts, applications and myths. British journal of sports medicine. 2017 May;51(10):831-2. PubMed PMID: 27834674. Epub 2016/11/12. eng.

 

« Back to Glossary Index

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.