Entrenamiento de fuerza en jugadores de baloncesto

El baloncesto se caracteriza por presentar múltiples acciones repetidas de alta intensidad, tales como sprint, paradas bruscas, cambios de dirección, aceleraciones y saltos, separadas por breves espacios de tiempo, en las cuales se dan acciones como caminar, trotar o recuperar. Además, requiere bastantes más desplazamientos laterales que otros deportes [1].  Dado que la habilidad para ejecutar este tipo de acciones repetidas durante el partido (especialmente a partir del tercer cuarto) con garantías es fundamental, debemos hacer énfasis en este aspecto durante nuestro entrenamiento. Esto, es lo que conocemos como la capacidad de repetir sprint o RSA. Para mejorarla, debemos poner el foco en cuatro aspectos principales:

  1. Entrenamiento puro de velocidad para la mejora de un solo sprint. La duración media de un sprint es de 1.7 segundos, con una distancia comprendida entre los 10 y 20 metros, por lo que la atención se sitúa más en la aceleración que en la velocidad [2].
  2. Entrenamiento de la capacidad aeróbica a través de trabajo de intervalos de alta intensidad (HIIT).
  3. Entrenamiento específico de sprints repetidos en un ratio de trabajo y recuperación óptimo según el juego y la posición. El ratio de trabajo-recuperación según Abdelkrim et al [3] es de 1:3.6, de manera que cada 6 segundos de intensidad alta-moderada seguida, hay 22 segundos de trabajo submáximo. Por otra parte, se produce un cambio de dirección o actividad cada dos o tres segundos [4].
  4. Trabajo de fuerza a través de un amplio abanico de cargas que serán mucho más especializadas cuanto mayor sea el nivel y fuerza del deportista.

Es en este último aspecto donde nos vamos a parar un momento y analizaremos los resultados de Gonzalo-Skok et al [5]. Ellos hicieron un estudio con deportistas jóvenes y que podéis ver en la infografía resumido. Lo más llamativo, es que con muy poco volumen de trabajo y con un ejercicio inespecífico como la prensa, los chicos que incorporaron este entrenamiento antes de sus sesiones habituales con el equipo, mejoraron su capacidad de repetir sprints. Obviamente, como en casi todo los estudios podría haber mejorado el diseño experimental en busca de un estímulo aún más adecuado y favorable, por ejemplo, usando la sentadilla como ejercicio. Aun así, independientemente de esto, lo que interesa, es que en comparación con el grupo control que únicamente hacía la rutina habitual hubo diferencias positivas.

Estos hechos, a nuestro modo ver, nos indican la importancia del trabajo de fuerza, más en edades tempranas donde la respuesta puede ser muy amplia debido a la plasticidad neuromuscular de los chicos, es decir; que todo suma y el entrenamiento de fuerza en cualquiera de sus formas también. Además, nos deja ver que en un deporte con demandas concurrentes donde el tiempo es muy limitado y la necesidad de trabajo técnico-táctico es muy amplia, un bajo  volumen de trabajo es una opción viable.

Imagen 1. Resumen del artículo de Gonzalo et al (2015)

 

Referencias bibliográficas:

  1. Taylor JB, Wright AA, Dischiavi SL, Townsend MA, Marmon AR. Activity Demands During Multi-Directional Team Sports: A Systematic Review. Sports medicine (Auckland, NZ). 2017 Aug 12. PubMed PMID: 28801751. Epub 2017/08/13. eng.
  2. McInnes SE, Carlson JS, Jones CJ, McKenna MJ. The physiological load imposed on basketball players during competition. Journal of sports sciences. 1995 Oct;13(5):387-97. PubMed PMID: 8558625. Epub 1995/10/01. eng.
  3. Ben Abdelkrim N, Castagna C, Jabri I, Battikh T, El Fazaa S, El Ati J. Activity profile and physiological requirements of junior elite basketball players in relation to aerobic-anaerobic fitness. Journal of strength and conditioning research. 2010 Sep;24(9):2330-42. PubMed PMID: 20802281. Epub 2010/08/31. eng.
  4. Matthew D, Delextrat A. Heart rate, blood lactate concentration, and time-motion analysis of female basketball players during competition. Journal of sports sciences. 2009 Jun;27(8):813-21. PubMed PMID: 19551549. Epub 2009/06/25. eng.
  5. Gonzalo-Skok O, Tous-Fajardo J, Arjol-Serrano JL, Suarez-Arrones L, Casajús JA, Mendez-Villanueva A. Improvement of Repeated-Sprint Ability and Horizontal-Jumping Performance in Elite Young Basketball Players With Low-Volume Repeated-Maximal-Power Training. International journal of sports physiology and performance. 2016 2016/05//;11(4):464-73. PubMed PMID: 26356548. eng.

1 comentario en “Entrenamiento de fuerza en jugadores de baloncesto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.